Viajes a Rumania Viajes a Rumania

24 de Octubre 2016 / 4:56 PM

R U M A N I A 4 -12 Agosto 2013

circuitos turisticos por Rumania, Maramures, Brasov, Sibiu, Sighisoara, Transilvania, Rumania

¿CÓMO PUEDE SER?


Domingo 4 de agosto 2013

Esta vez a A. Reguero la correa no le falla, pero a su mujer Rosa la registran de arriba abajo y a A. Adán y Mercé les hacen dejar las botellas de champú, jabón, etc., al parecer llevaban botellas de dos litros y medio compradas de oferta. Claro que viviendo en Cornellá y S. Vicens dels Horts, que se puede esperar. En fin, subimos al avión y después de unos minutos nos sentamos todos juntos (a pesar de llevar los asientos ya reservados nos los cambiaron en el embarque). Nos sirven la comida (pasta, pollo y verdura), no está mal, pero no son callos. Al ir a tomar el café Paco se queja de que es solo agua (no ha visto el sobre del nescafé) y M. Carmen (petata) se pone a jugar con la cucharita hasta que se le escapó y fue a parar a los asientos de atrás. Llegamos con puntualidad a Bucarest y aunque las cámaras de televisión nos esperaban pasamos de ellos y salimos a la calle. ¿Dónde está Dorin? No se ve, no ha llegado, ¿Cómo puede ser? ¡¡Ah!!, por fin ahí está con su original sombrero y su barba “auténtica”. Parece un hombre educado, amable y honesto. A lo largo de los días siguientes lo confirmaría de sobras. De camino hacia la primera casa donde pernoctaremos paramos en un centro comercial, donde cambiamos algo de dinero y nos dan unos sobrecitos de publicidad de Nivea. Llegamos a Chiojdu, a la Pensiunea Melania, la casa está muy bien con un gran jardín donde tomamos las primeras cervezas rumanas acompañadas de queso de la tierra y a un precio ridículo si lo comparamos con los de aquí. ¿siete euros las cervezas (de medio litro) y el queso? También la cena está muy bien y de postre una especie de buñuelos buenísimos. Los licores Tuica (licor típico de la zona) y otro de frutas entran solos. A las 23.00 nos vamos a dormir, sin saber donde hacen el amor los rumanos ortodoxos, mañana nos espera Dorin a las 8.30. Hoy se ha ido a dormir a casa, está muy cerca, los demás días a partir de mañana comerá y cenará con nosotros y dormirá en el mismo establecimiento.

circuitos turisticos por Rumania, Maramures, Brasov, Sibiu, Sighisoara, Transilvania, Rumania

Lunes 5 de agosto 2013

Después del desayuno iniciamos la jornada yendo a visitar los volcanes de lodo de Berca. Pasamos por un barrio gitano con unas casas chulísimas sobre todo la del patriarca con gran ostentación de plata ¿se las habrán construido con el dinero conseguido en los semáforos españoles?. El volcán es muy curioso y se van formando nuevos continuamente, pero los lodos a algunos se le vuelven FANGO, A. Reguero (el parao) estaba “acojonao” cuando su hija le dijo que tenía que ir a sellar el paro ¡¡YA!!, o se queda sin jubilación y Paco tenía “sudores fríos” porque su hijo acaba de pedirle el barco para pasear a su cuñada. A “el parao” el móvil le ha salido bueno porqué sino lo ha quemado hoy con lo que llamó aquí y allá no se le quemará nunca, de hecho se planteó el regresar rápidamente en avión, y Paco no para de pensar en su barco. Visitamos la ciudad de Buzau y comemos en un restaurante gitano. Por la tarde visitamos el Monasterio de Ciolanu (chulísimo) y al lado las esculturas de piedra de Magura. Las carreteras son un asco, y los desplazamientos se hacen largos y lentos. Regresamos a Chiojdu y como ayer unas cervezas en el jardín antes de cenar. Cuando Paco y los Antonios fueron a buscar las cervezas a la tienda de la casa se encontraron con la “encargada” del club Baviera de ¿Getafe?. Hoy la cena igual que ayer está muy bien, tertulia, chupitos y a dormir.

circuitos turisticos por Rumania, Maramures, Brasov, Sibiu, Sighisoara, Transilvania, Rumania

Martes 6 de agosto 2013

Desayuno a las 7.30. Dejamos el pueblo de Chiojdu y por lo tanto la zona rural y nos dirigimos hacia Sighisoara atravesando los Cárpatos, unos 300 kms. Es impresionante lo bien cuidados que están todos los campos y los bosques que son en general muy espesos se les ve limpios. La primera parada del viaje la hacemos en el Monasterio de Cheia pero están haciendo misa y no podemos entrar hasta el final de la sala. (Las misas pueden durar hasta 5 horas). De aquí ponemos rumbo hacia la iglesia fortificada de Prejmer, del siglo XV declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Cuenta con casi 300 cuartos de refugio, dispuestos en varias plantas, destinados a albergar a los habitantes del pueblo en caso de asedio por parte de los turcos. En tiempos de paz, servían como cuartos para los víveres, y durante los asedios cumplían ambos papeles. Abandonamos Prejmer y nos dirigimos hacia Brasov (aún no hemos hecho ninguna parada técnica, …increíble). Llegamos a Brasov, esto es otra cosa. Ciudad grande, guiris, calor, problemas para aparcar, etc. Visitamos la Iglesia Negra, (llamada así porque quedó parcialmente destruida tras el gran incendio causado por las fuerzas invasoras austriacas en el año 1689) pero no se pueden tomar fotos ni grabar. Dorin, tenía previsto que fuéramos a comer a un self service (por ganar tiempo), pero al final fuimos al Restaurante Sergiana, muy chulo, donde comimos muy bien. (Aquí en Rumania, la comida es la mitad de precio que en Barcelona). Para rebajar un poco la comida damos una vuelta por el centro histórico y emprendemos camino a Bran, a visitar el famoso “Castillo de Drácula”. El castillo es como lo esperado después de haber leído algo de información sobre el tema. Un castillo viejo, con muchas escaleras y pasillos y un patio con un pozo, pero … la leyenda es la leyenda. Después de comprar alguna bebida y no comprar ninguna camiseta de recuerdo (aaayyy si la hubiéramos comprado allí), enfilamos las aproximadamente dos horas de coche que nos quedan para llegar a Sighisoara. Nos alojamos en el hotel Poienita, en las afueras, al final de una calle y justo debajo de un bosque. La cena nos la dejamos casi toda, han puesto mucha cantidad y el desgaste de calorías no es que haya sido mucho precisamente. Parece que los problemas se van arreglando y “el parao” ya respira un poco más tranquilo pues el tema del “sellao” está casi resuelto, le han dado unos días de prórroga, pero ¡¡oh sorpresa!!, vuelve a llamar su hija para decirle que se ha inundado la calle… “si es que no pué sé”. Por su parte Paco ya no tiene sudores, su hijo le ha llamado para decirle que todo está OK. Nos vamos pronto a dormir, mañana toca otra paliza de unos 350 kms.,… y por estas carreteras.

circuitos turisticos por Rumania, Maramures, Brasov, Sibiu, Sighisoara, Transilvania, Rumania

Miércoles 7 de agosto 2013

De nuevo desayuno a las 7.30. Esta noche me he puesto enfermo, fiebre, sudores, frío, mareos y apenas he dormido. Desayuno un yogur y me coloco en los asientos de atrás del coche para intentar recuperarme del sueño perdido, pero antes de salir dirección Maramures concretamente hacia Ocna Sugatag visitamos Sighisoara, cuyo centro histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad. Es muy chulo. Su habitante más importante fue Vlad Tepes, personaje en el que se basó la leyenda de Drácula. Nos hicimos unas fotos en la casa donde vivió “el empalador” que hoy es un restaurante muy popular, subimos las famosas escaleras Strada Scolii, de 172 escalones, pasamos por el cementerio, etc., y antes de salir hacia Târgu Mures hacemos la primera parada técnica del día. Aunque apenas he dormido me cuesta coger el sueño en el coche y apenas doy alguna que otra cabezada, otr@s no tienen ningún problema en hacerlo, la cabeza les da más bandazos que los perritos que hay colgados en los cristales traseros de muchos coches. En Târgu Mures visitamos un par de iglesias que como todas las que estamos visitando son chulísimas y paseamos por el centro haciendo fotos a algunos de sus edificios que son impresionantes. Una nueva parada técnica y nos dirigimos hacia Bistrita donde llegamos casi a las 15.00. Comemos en el restaurante Central, en todos los restaurantes a la hora de servir te hacen esperar un tiempo pues la comida la cocinan al instante. El último tramo hasta Maramures es el más pesado, unos 120 kms., que aquí por mor de las carreteras y su estado se hacen eternos. Poco a poco me voy encontrando mejor. El paisaje es precioso, hacemos la última parada técnica a la entrada de la región de Maramures (dejamos atrás Transilvania) y llegamos a Ocna Sugatag sobre las 20.00 horas. Nos alojamos en la Pensiunea Teleptean, muy cerca de una estación de esquí, un sitio muy bonito con terraza y dos piscinas (una de agua dulce y otra de agua salada). Hoy ya es tarde y dejamos los baños para mañana, aquí dormiremos dos noches. Después de cenar y cantarles a algunas empleadas la canción de Marina contigo me quiero casar, a Romina, y a Marta, Santa Marta tiene tren pero no tiene tranvía, nos vamos a dormir. Mañana el viaje será mucho más corto, visitaremos lugares de la zona. Nota: Con los 172 escalones nadie ha dicho ni pío, ¡¡ay!! si llego a ser yo el guía. La que me cae es pequeña.


circuitos turisticos por Rumania, Maramures, Brasov, Sibiu, Sighisoara, Transilvania, Rumania

Jueves 8 de agosto 2013

Hoy salimos a las 8.30 por lo tanto el desayuno a las 8.00. La primera visita es el mercadillo del pueblo. Mercado de ganado, ropa de segunda mano, de todo, incluso hasta vendedores de lápidas. De camino al Cementerio alegre de Sapanta hicimos unos 500 metros andando tomando fotos de casas viejas y alguna puerta típica de la zona (de madera y muy trabajadas). En el cementerio la chica de la taquilla nos regala unos folletos y Paco le dedica su frase favorita “esti foarte draguţa” (eres muy guapa). El cementerio es muy curioso con los detalles de las profesiones o motivo de las muertes grabados. A Rosa casi le da un mareo cuando ve la tumba de “la mala suegra” a la que no le han puesto ni flores ¿pensará que a ella le puede suceder lo mismo?. Nos probamos unos sombreros pero o las cabezas son muy grandes o los sombreros muy pequeños, solo yo me compro uno. Una parada técnica furtiva y seguimos hacia el Monasterio de Sapanta, donde está la iglesia de madera más alta de Europa (en construcción), 75 metros. Aunque no estaba previsto visitamos la cárcel comunista de Sighet. Estamos a 41 grados, el calor es achicharrante. Para comer fuimos al Motel “La Siesta” donde hay un menú por 3€ (Sopa de judías, carne de cerdo empanado con patatas y postre) que estaba delicioso. Todas las mujeres y A. Reguero lo comen, pero Mercé no le da a probar a su marido. La siguiente visita es el Monasterio de Barsana, pero antes de entrar casi todos cruzamos un puente colgante. El Monasterio es una pasada, pero como comentó Dorin excesivamente turístico. Tiene unas “colgantis rojus” bellísimas. Llegamos al hotel sobre las 18,45, nos cambiamos y hoy sí ¡¡a las piscinas!!, primero a la de sal donde casi todos se llevaron una sorpresa al ver como sus cuerpos flotaban como si llevaran puesto un flotador. En ésta, Rosa nos hizo una demostración de cómo se hace una croqueta en el agua. Baño también en la de agua normal, unas cervezas, gintonics y a cenar. Hoy toca codillo. En la tertulia posterior aparece Romina a la que Paco hace reír a carcajadas hasta que M. Carmen (su mujer) le corta el ligue dándole el teléfono para que hable con sus nietos. A dormir. Mañana toca otra paliza de unos 350 kms., nos vamos a Sibiu. Esto se está acabando.

Brasov, Transilvania, Rumania

Viernes 9 de agosto 2013

Desayuno a las 7.30. Que calor, hoy hemos llegado a los 42 grados, lo peor del viaje está resultando la cantidad de horas en el coche, pero es que las carreteras dejan mucho que desear a pesar de que Dorin hace lo imposible para que el viaje no se haga tan pesado. En dirección a Cluj-Napoca pasamos por unos paisajes preciosos y por unos pueblos campesinos que te trasladan a otra época, carros tirados por caballos o bueyes cargados de paja, gente que se dirige al campo con las herramientas (horcas, guadañas, etc.). A. Adán aún no ha asumido que su mujer no le diera a probar las judías. En el coche de vez en cuando vamos cambiando de sitio para no ir siempre delante los mismos. Llegamos a Cluj con un calor insoportable y después de dar un par de vueltas por el centro entramos en un parking (antes una mujer formó una gran cola al liarse con la máquina de los tickets). Dimos una vuelta por el centro histórico donde hay unos edificios impresionantes y también unos monumentos de dos piernas no menos impresionantes. Paco y A. Adán se encargan de fotografiarlas debidamente. Hacemos la parada técnica de rigor y salimos hacia Alba Lulia parando a comer en un restaurante de la carretera. También bien y barato. En la comida A. Reguero no le ofrece vino a A. Adán y junto a las judías de ayer A. Adán ya tiene otro motivo más para recordar durante el viaje. La fortaleza de Alba Lulia es muy bonita está muy bien cuidada. Después de las correspondientes fotos nos sentamos a hacer la obligada parada técnica y más con este calor. El camarero rumano nos recuerda su paso por Manresa. Iniciamos el último tramo del viaje dirección Sibiu hacia el pueblo de Rasinari. Para llegar a Rasinari tomamos un atajo y pasamos por un par de pueblos rurales con sus vacas por medio de la calle y todo. Nos alojamos en la Pensiunea Phoenix, regentada por la Sra. María (toda amabilidad). Dos parejas en un edificio y otras dos, más Dorin, en otro que están unidos por un patio. Alguno por la noche tuvo un concierto de perros y cerdos, propio de los pueblos rurales. Bajo una gran parra nos tomamos la cerveza de rigor antes de entrar a cenar al comedor de la casa de la Sra. María. Comida casera, como siempre, excelente. El vino es diferente, sabe a vino de pueblo. En el patio hacemos la tertulia acompañados de nuestra inseparable palinka y a dormir. Paco sigue llamando a Dorin de todo menos por su nombre, Deni, Romi, Denis, etc.

circuitos turisticos por Rumania, Maramures, Brasov, Sibiu, Sighisoara, Transilvania, Rumania

Sábado 10 de agosto 2013

Desayuno a las 8.00, hoy las visitas son cercanas y las empezamos con el Museo de Iconos pintados en cristal de Sibiel, muy curioso, los iconos se pintan al revés, es decir por la parte de atrás. Son donaciones de los vecinos del lugar. Llegamos a Sibiu donde cambiamos algo de dinero en un callejón muy estrecho y escondido. Dimos una vuelta por el centro histórico, muy bonito por cierto. En 2007 fue Capital Europea de Cultura y entramos en la Catedral, centro de la Iglesia Ortodoxa Rumana. Tras la imperdonable parada técnica (no bajamos de 42 grados) nos dirigimos hacia el Museo Etnográfico donde se celebra un festival nacional de folklore (una serie de edificios correspondientes a los estilos arquitectónicos de todo el país. Conserva numerosas instalaciones todavía funcionales de técnica popular: molinos de viento y de agua, prensas para vino o talleres de forja, etc.). Ocupa un bosque con un par de lagos incluidos y donde diversos artesanos ofrecen sus productos (algunos verdaderas obras de arte) a lo largo del recorrido. A la hora de comer tuvimos algún problema pues el calor era asfixiante y solo quedaba alguna que otra mesa ¡¡al sol!!. De repente una familia se levanta de una que está debajo de una pérgola de madera y allí nos sentamos. Tuvimos que comer todos el mismo menú pues era lo único que quedaba. Mientras comíamos empezó el festival (en su mayor parte de cante y baile). Dorin se fue a seguir de cerca el festival al escenario situado en el lago (al sol) y nosotros nos acercamos más tarde. Durante la actuación de algunos grupos Paco y A. Adán aprovechan para en la hierba y a la sombra echar la tan deseada siesta (desde que iniciamos el viaje no han podido hacerlo). Alrededor de las 19.00 volvemos a la casa. Antes de llegar paramos en el centro del pueblo donde Dorin compra algunas botellas de vino de la región. Llegamos a la casa, nos sentamos en el patio a beber alguna que otra cerveza (yo, una coca cola) y empecé a encontrarme otra vez mal, con los mismos síntomas del otro día, por lo que me fui a acostar y solo cené un vaso de manzanilla. Al parecer el motivo son los “gases”. Como dijo A. Adán con el relax te salen los males. Esta noche después de cenar los demás apenas probaron el palinka.

Cementerio alegre de Sapanta, Maramures, Rumania

Domingo 11 de agosto 2013

Desayuno a las 8.00. He pasado una noche fatal, ahora acostado, ahora paseando, ahora en el water, mareado, en fin, una delicia. El tiempo está chungo y caen algunas gotas, pero poco a poco se despeja. Como ayer amenazaba lluvia Dorin cambió algo el programa y hoy nos vamos a Fagaras, un pueblo que está a unos 70 kms. y celebran una parada medieval. Yo estoy bastante pachucho y con una enorme flojera, por lo que hoy voy detrás en el coche. Al llegar a Fagaras vamos a una farmacia a buscar unas pastillas que me alivien y a Dorin le damos una hora de asueto para que asista a la misa del domingo. Luego nos dirigimos hacia la parada medieval pero parecen españoles, puntualidad cero. Hicimos una parada técnica con cerveza esta vez fría y nos fuimos a comer a Sibiu al restaurante Sibiul Vechi, muy chulo y típico. Algunos probaron el “saco del pastor” y A. Adán que ya se atreve a hablar en rumano le pidió al camarero “bollería”, Papanata para Rosa (Papanași). Volvemos hacia la casa más o menos a las 17.00 y yo me voy a dormir, no me encuentro bien y tengo mucho sueño. El resto se toman unas pastas con cerveza, palinka, etc., y se fueron a dar una vuelta por el pueblo. A las 20.30 vamos todos a cenar, hoy es la última cena y la Sra. María se añade a la mesa y explica sus viajes a España. Me voy a dormir y los dejo conversando. Mañana toca levantarse a las 5.15 salimos a las 6.00

circuitos turisticos por Rumania, Maramures, Brasov, Sibiu, Sighisoara, Transilvania, Rumania

Lunes 12 de agosto 2013

Desayuno a las 5.45. Se terminó. Ponemos rumbo a Bucarest haciendo un par de paradas en el camino, una de ellas en el Monasterio de Cozia donde están celebrando misa, han empezado a las 4.00 de la mañana. En Bucarest conviven edificios imponentes con semáforos con los cables colgando. El Parlamento es majestuoso, enorme, el segundo más grande del mundo. Dimos una vuelta por lo que queda del centro histórico (el resto lo destruyó “el partido” para hacer grandes avenidas). Pasamos por delante de las ruinas de lo que fue la vivienda de Vlad (el empalador) y comimos a la carrera en un restaurante muy bonito en el centro de Bucarest un menú de 6€ (1er plato, 2º y postre), tiene 140 empleados y sirven alrededor de 3.000 comidas diarias. Sin comer el postre nos vamos hacia el aeropuerto, nos despedimos de Dorin y al igual que al venir registran a Rosa ¡!estos de Cornellá!!. Con cariño …


Pedir información o reservar un viaje

Pueden pedir información por WhatsApp: 0040 766 564 117 o usar mi formulario


Tags


Viajes recomendados

De paseo por el delta del Danubio

1 DE ENERO 2017 / 2:26 PM

Guia de turismo rumano organizo tours ornitologicos o de naturaleza que permite a los amantes de las aves, aficionados, profesores, estudiantes, académicos .... de ir directamente a las atractivas zonas del Delta del Danubio y explorar su trezoro: especies de aves en la frontera de la extinction, la fauna y la flora del Delta del Danubio, pueblos rurales aislados... Puedo preparar tu viaje cuando y como quieras.

Más detalles

Viaje a Rumania, leyendas y tradiciones : Valaquia, Transilvania y Maramures

1 DE ENERO 2017 / 1:43 PM

Si había un lugar para encontrar la civilización y el espíritu puro de los rumanos, seria, sin duda, Maramures! Verdadero museo vivo, esta región histórica parece haber logrado detener el tiempo, manteniendo la misma vida desde siempre. Ubicado al norte de Rumania, justo antes de la frontera con Ucrania, rodeado de montañas, es probable que este aislamiento ha hecho de Maramures una tierra más allá del tiempo. La vida allí se organiza de acuerdo a las temporadas, la espiritualidad y la naturaleza. Por lo tanto, la madera es un elemento central de la cultura, que se utiliza tanto para la construcción y decoración de las casas. Las puertas de Maramures, una especie 'de Arco de Triunfo rústico', son verdaderas obras de arte que cuentan las antiguas creencias. En cuanto a las maravillosas iglesias de madera, que figuran como monumentos de la UNESCO, ellas ofrecen imágenes irreales. Los habitantes de Maramures son personas felices y muy religiosas. La alegría se siente en todas partes: en coloridos de los trajes tradicionales tejidos a mano, en la vitalidad de la música y los bailes tradicionales o en la hospitalidad de la gente. Aquí no hay individualismo, sino unas antiguas tradiciones y el sentido de comunidad que no se encuentran en ningún otro lugar de Europa. El entorno natural es virgen, con un terreno variado y bastante suave. Es un paraíso para excursiones familiares andando, excursiones en carro o trineo en invierno. La tranquilidad, la belleza de los paisajes y la amabilidad de la gente da la impresión de una manera fascinante de la vida.

Más detalles