Costumbres y tradiciones rumanas de invierno.

¿Qué tradiciones hay en Rumanía?

Nochevieja: costumbres y tradiciones rumanas.

Tradiciones de invierno en Rumania. Tradiciones navideñas rumanas.

13 de Diciembre 2023 / 4:56 PM

Tradiciones de invierno en Rumania

En las pintorescas tierras de Rumania, las festividades invernales están impregnadas de un encanto ancestral que se manifiesta a través de sus ricas tradiciones. Las tradiciones navideñas de Rumania son un tapiz vibrante de rituales arraigados en la historia y la cultura del país. La Nochebuena en Rumania es un momento mágico, donde las familias se reúnen para disfrutar de una cena festiva llena de comidas tradicionales y compartir momentos de alegría y afecto.

Pero la celebración no se detiene ahí. ¿Qué se hace en Rumania en Nochevieja? La llegada del nuevo año se celebra con entusiasmo y esperanza, marcada por festividades animadas, fuegos artificiales y tradiciones que buscan atraer la buena fortuna para el año que comienza.

Las costumbres rumanas de fin de año reflejan la creencia en la importancia de despedir el año viejo y recibir el nuevo con optimismo y energía renovada.

Sumérgete en la calidez de la Navidad en Rumania, donde cada rincón del país se ilumina con la magia de sus costumbres arraigadas y la promesa de un nuevo capítulo que se inicia con la llegada del Año Nuevo.

Tradiciones de invierno en Rumania

Tradiciones de invierno en Bucovina

Durante siglos, los habitantes de Bucovina han tejido una rica tela de tradiciones invernales, donde las máscaras y juegos transfiguran las actividades cotidianas y momentos cruciales de la vida humana, desde el nacimiento hasta el matrimonio y la muerte. Aunque muchas máscaras han perdido su antiguo carácter ritual, adoptando formas seculares con personajes como la cabra, el oso, el caballo, los niños, los soldados y más, en Bucovina estas aún mantienen su esencia original.

En esta región, el mayor número de máscaras del territorio rumano encuentra su hogar. Aunque han evolucionado y ya no se utilizan para desterrar enfermedades y energías negativas, las máscaras de Bucovina siguen siendo un testimonio viviente de la rica tradición cultural de la zona. Las máscaras más antiguas, cuidadosamente preservadas, se exhiben con orgullo en el Museo de Bucovina de Suceava, formando un patrimonio invaluable que narra la historia y la creatividad de generaciones pasadas.

El proceso de elaboración de estas máscaras es un arte en sí mismo. Los artesanos mascarados, como se les llama, dan vida a estas creaciones utilizando una variedad de materiales que incluyen pieles, colmillos, textiles, mazorcas de maíz, ojos de vidrio y dientes de frijol.

Estas máscaras, más allá de su función original, son símbolos de diversión y celebración, añadiendo un toque de alegría y color a las festividades invernales de Bucovina. Cada máscara cuenta una historia única, fusionando lo antiguo con lo contemporáneo en un festín visual que resuena con la identidad cultural de esta fascinante región rumana.

Tradiciones de invierno en Rumania

¿Qué se hace en Rumania en Nochevieja?

En Nochevieja, Rumania se viste de festividad con sus arraigadas costumbres y tradiciones que hacen de esta celebración un momento especial. La fiesta del Año Nuevo marca el inicio de los juegos de máscaras, donde grupos de jóvenes ataviados con hermosos trajes populares recorren aldeas y ciudades. La noche se vive en familia o con amigos, algunos resistiendo hasta el amanecer y otros congregándose en las calles para celebrar juntos.

En cuanto a la gastronomía, las mesas rumanas se llenan de delicias tradicionales, como los sarmale (carne picada en hojas de col), embutidos, cerdo asado, ensalada beuf y dulces típicos como el cozonac, un pan dulce relleno de nueces, chocolate o semillas de amapola. En las regiones, tanto rurales como urbanas, perviven antiguas tradiciones paganas. La gente se disfraza y desfila por las calles montados en pequeños araditos de madera, recitando versos tradicionales y haciendo sonar cascabeles.

Los juegos de máscaras son una parte esencial de las festividades, donde el "Plugusorul" (Aradito), género de villancico recitado, "Steaua" (Estrella), y los cortejos de máscaras como "Capra" (la Cabra), "Ursul" (el Oso) y "Buhaiul" (Zambomba) toman protagonismo. Estos grupos, al ofrecer sus "espectáculos", reciben recompensas en forma de dinero, frutas, dulces y nueces, creando así un intercambio alegre y festivo que perdura como una expresión vibrante de la cultura rumana en la celebración de Nochevieja.

Tradiciones de invierno en Rumania

Tradiciones de Año Nuevo en Rumania: El baile del oso

Los juegos de máscaras en Rumania, arraigados en tradiciones arcaicas y pastorales con una historia que se remonta a siglos atrás, cobran vida con esplendor durante la celebración del Año Nuevo. Entre estos rituales ancestrales, el juego del oso destaca como el más espectacular, especialmente en los pintorescos pueblos moldavos, donde la veneración hacia este animal es más palpable que en cualquier otra parte de Rumania.

El oso, fuerte, violento e impredecible, ha sido objeto de veneración desde tiempos inmemoriales, confirmándose la existencia de un culto a este majestuoso animal desde el Paleolítico. El juego del oso adquiere un carácter único en Bucovina, donde la tradición de rendir homenaje a este símbolo alcanza su máxima expresión. Paradojas de la cultura, el juego del oso se practica con mayor intensidad en zonas montañosas y llanas, en contraste con las áreas montañosas.

Los osos de Año Nuevo más impresionantes emergen en lugares como Bosanci, Udesti, Chiliseni, Stirbat, Poieni, Boroaia y en la zona de Campulungu, especialmente en Sadova y Fundu Moldovei. Este juego de máscaras, más allá de su espectacularidad, encierra un simbolismo profundo. Representa la muerte y el renacimiento de la naturaleza, un recordatorio de la constante ciclicidad de la vida y la conexión sagrada entre la humanidad y el entorno.

El juego del oso, con sus movimientos poderosos y gestos enigmáticos, no solo ofrece un espectáculo visual impactante, sino que también se erige como un vínculo tangible con las raíces culturales de la región. En cada paso del oso, se celebra la perpetuidad de la naturaleza y la renovación constante que trae consigo cada nuevo año.

Tradiciones de invierno en Rumania

Tradiciones y deseos de Navidad y Año Nuevo en Rumania: El baile de la Cabra

El Juego de la Cabra, uno de los juegos populares más pintorescos, forma parte del fascinante conjunto de juegos de máscaras tradicionales rumanos que florecen durante las festividades de Navidad y Año Nuevo. Este encantador ritual ve a jóvenes disfrazados de cabras, envueltos en una neblina bulliciosa que añade un toque de misterio al aire invernal.

A lo largo de las regiones, la cabra puede ceder su lugar a otros animales según las tradiciones locales. En Hunedoara, son los ciervos los que danzan con gracia, mientras que en Muntenia y Oltenia se les conoce como "brezaie". En Moldavia, el juego adopta el nombre de "țurcă". Estas variantes reflejan la riqueza y diversidad de las costumbres arraigadas en cada rincón de Rumania.

El Juego de la Cabra destaca como una de las costumbres más queridas durante las celebraciones de Año Nuevo en Rumania. Los jóvenes, ataviados con disfraces caprichosos, entonan antiguos versos que hablan de una cabra orgullosa, engalanada con alfombras y joyas, que visita los hogares para cantar villancicos. Estos versos no solo añaden un toque festivo, sino que también brindan deseos de prosperidad para el próximo año.

El baile de la Cabra no es solo una danza tradicional, sino un puente entre el pasado y el presente, entre la naturaleza y la comunidad. En cada paso de la Cabra, resuena la vitalidad de una tradición que ha perdurado a lo largo del tiempo, regalando alegría y un sentido de conexión colectiva en las celebraciones festivas de los rumanos.

Tradiciones de invierno en Rumania

¿Qué es plugusorul en Rumania?

El "Plugusorul" en Rumania representa una de las costumbres más entrañables y profundamente arraigadas en la rica tradición del país. Con infinitas variaciones, modulaciones, accesorios, disfraces y componentes grupales, el "Arado" es una forma única y espectacular de expresar los mejores deseos para el Año Nuevo.

Esta antigua manifestación de entusiasmo, asociada al cambio de año, tiene sus raíces en tiempos lejanos. El "Arado" se viste con los trajes folclóricos de una verdadera oda, dedicada simultáneamente a la naturaleza, las transformaciones estacionales, los trabajos agrícolas que fundamentan la prosperidad de los hogares y la esperanza de tiempos pasados mejores. Este ritual lleva consigo la alegría y la plenitud, encapsulando en su esencia la conexión profunda entre la comunidad y la tierra que la sustenta.

El "Plugusorul" se considera una especie de profecía beneficiosa para aquellos que reciben a los grupos de "uratori" (cantores del Arado) y los recompensan adecuadamente por los elementos esenciales de la tradición: el "zisul de bine" (buenos augurios), el "trasul la buhai" (tirar del arado), el "sunatul din talanga" (tocar el instrumento musical talanga) y el "pocnitul din bici" (chasquear el látigo). Estos cuatro pilares son esenciales para un "Plugusor" auténtico y completo.

Así, el "Plugusorul" no solo es una expresión festiva, sino un vínculo con la historia, la naturaleza y la prosperidad colectiva. En cada verso, en cada gesto, esta tradición perdura como un tesoro cultural, marcando el paso del tiempo con la esperanza y la alegría compartida entre las generaciones.

Tradiciones de invierno en Rumania

La tradición de cantar villancicos en Maramureș

La celebración navideña en Maramureș despliega un fascinante tapiz de tradiciones y costumbres que perduran en el corazón del pueblo de Maramureș, otorgando un encanto único a la Fiesta de la Natividad. Entre estas tradiciones arraigadas, los villancicos en Nochebuena emergen como la costumbre más extendida no solo en Maramureș, sino en toda la región habitada por los rumanos.

La evolución de los villancicos guarda estrecha relación con los eventos históricos que han dejado su huella en estas tierras. Menos conocido es el origen de estos cantos navideños, que, en épocas anteriores a la aparición de la iglesia cristiana, y posteriormente, formaban parte de rituales antiguos. Originalmente, los villancicos tenían la función de invocar abundancia, fertilidad y salud para el próximo año agrícola, al mismo tiempo que purificaban los hogares.

Aunque hoy en día los villancicos están intrínsecamente ligados al recuerdo del Nacimiento de Jesucristo, su significado ancestral persiste. Más que simples cánticos festivos, los villancicos en Maramureș actuaban como mediadores entre el mundo terrenal y el celestial, estableciendo una conexión sagrada entre las personas y la naturaleza.

En Nochebuena, las notas melodiosas de los villancicos resuenan en cada rincón de Maramureș, llevando consigo no solo la alegría de la Navidad, sino también la rica historia de una tradición que ha trascendido el tiempo. Este canto colectivo no solo embriaga el aire con armonía, sino que también celebra la continuidad de una herencia cultural que perdura, generación tras generación, en la encantadora región de Maramureș.

Tradiciones de invierno en Rumania

Las mascaras de fin de año en Bucovina

En Bucovina, las festividades de fin de año adquieren un encanto especial, ya que los aldeanos preservan con celo las venerables costumbres de sus antepasados. El Arado, el Buhaiul, el Irozii y la Danza de Mascaradas son parte esencial de estas celebraciones únicas. Grupos de niños, adolescentes y adultos, ataviados con trajes tradicionales, sombreros decorados y acompañados de látigos y cascabeles, recorren las casas para anunciar el advenimiento del nuevo año, llevando consigo deseos de salud y prosperidad.

Los anfitriones reciben cálidamente a estos grupos folklóricos, recompensándolos con generosidad. Manzanas, nueces, pretzels y pasteles son ofrecidos como muestra de gratitud. Entre las tradiciones arraigadas en los pueblos de Bucovina, destaca el baile de máscaras, una práctica que se remonta a siglos atrás. Inspirados por sus antepasados, los habitantes de Bucovina utilizan máscaras y juegos para transformar las actividades cotidianas y los momentos cruciales de la vida humana, desde el nacimiento hasta la muerte, en las vísperas del Año Nuevo.

Las máscaras, con su rica simbología, satirizan la estupidez, la fealdad y otros defectos humanos, al tiempo que critican a los opresores y elogian a los destacados líderes de familia en la comunidad. Este baile de máscaras no solo es una expresión artística, sino también una poderosa manifestación cultural que enriquece las festividades invernales de Bucovina con su profundidad histórica y su conexión con la identidad local.

Reserva tu visita guiada de Rumania, por WhatsApp: 0040 766 564 117 o usar mi formulario


Etiquetas


Servicios turisticos en Rumania
visita guiada bucarest

Visitas guiadas Bucarest

13 de Diciembre 2024 / 2:26 PM

Te proponemos visitas guiadas de Bucarest en espanol, como tú las prefieras: a tu ritmo y con tu guía privado. Explora esta fascinante ciudad y descubre su historia, cultura y lugares emblemáticos de la manera más personalizada y enriquecedora. Nuestros guías locales te llevarán a través de las calles históricas, te sumergirán en la vibrante vida urbana y te brindarán una visión auténtica de Bucarest. Disfruta de una experiencia única mientras te sumerges en la riqueza de esta ciudad y sus tesoros ocultos.

Más detalles
casa rural rumania

Casa rural en Rumania

13 de Diciembre 2024 / 2:26 PM

Te invitamos en los Cárpatos, donde nuestra casa rural te espera con todas sus comodidades. Ofrecemos servicios de alta calidad para que tu estancia sea inolvidable. Sumérgete en la vida rural con actividades relacionadas con las faenas agrícolas, desde la recolección de cosechas hasta la interacción con animales de granja. Además, te guiaremos a través de la belleza natural y la cultura de la región con visitas guiadas. Experimenta la autenticidad de la vida rural en Rumania y crea recuerdos memorables en un entorno pintoresco y acogedor.

Más detalles